El Espacio

COUREL dos tesos cumes que ollan de lonxe!
Eiquí síntese ben o pouco que é un home...
Os Eidos, Uxío Novoneyra.


El Caurel es una comarca montañosa situada en el sureste de la provincia de Lugo que tiene dos aspectos destacados y diferentes a los de cualquier otro lugar: un paisaje humanizado formado por soutos, cultivos y prados y una naturaleza que en palabras del botánico Baltasar Merino en 1899 se puee describir como libre, rica y exuberante.

En lo tocante a las figuras de protección ambiental, el Caurel está incluido en la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y a nivel autonómico está declarado como Zona de Especial Protección de los Valores Naturales. Además, el curso alto del río Lor figura propuesto como Reserva Natural Fluvial. En el Caurel aún quedan lobos y águilas reales, crecen raras especies vegetales incluidas en el Catálogo Gallego de Especies Amenazadas y los hábitats de interés comunitario prioritario suman más de treinta. Los bosques destacan en variedad y extensión, citando entre outros a los aciñerales, sobrerales, louredales, teixedales, xardoais, carballeiras, reboleiras, bosques de ribeira y de barrancos, soutos, bidueirais, aveleirais e faiais. Pero de entre todos y con todos, destacan las devesas. Verdaderos "bosques de bosques", están ubicadas en zonas de elevadas pendientes y orientación norte donde se mezclan armoniosamente todas las clases de árboles. Las más destacadas son la Devesa de Rogueira y la Devesa da Escrita, calquiera de las dos a menos de 5 km de la Aldea.

Sosteniendo toda esta variedad biológica se encuentran las rocas más arcaicas de la Península Ibérica, principalmente losas, xistos e cuarcitas, que junto con los afloramientos de rocas calías dan una gran variedad de sustratos. Las mayores cotas se alcanzan en Formigueiros, con 1.639 m. y Piapaxaro, con 1.616 m.

Desde el punto de vista poblacional, hoy apenas viven en el Caurel 1.500 persoas, un 30 % menos que hace apenas 15 años y de las que el 40 % supera los 65 años. Iniciativas como esta de la Aldea do Mazo, intentan ser una apuesta por favorecer el desarrollo socioeconómico del Caurel sabiendo que será bueno para los que vengan y para los que están.