Review

Post your review

We want to know your opinion about staying at
our village, your feelings, your feelings ...

Name
Your opinion
. < p class='p-op-tit'> Irene y Gianluca a 03/092016

Un paraíso dentro del paraíso. Hemos pasado uns días maravillosos en esta aldea hecha con mimo y mucho gusto. Como hizo mucho calor, echamos de menos una zona con sombra y tumbonas para poder estar al aire libre leyendo o simplemente disfrutando del silencio y la paz del lugar, pero por lo demás, perfecto, nos habríamos quedado a vivir!

.

Josep Laia y Xelo a 27/08/2016

Tal vez uno de los lugares más bonitos que he visitado. Nuestras vacaciones han sido muy agradables. El lugar es maravilloso y su enclave, espectacular. Suso y Mª Luzel son dos excelentes propietarios que se desviven por atender a sus clientes. Las comidas son buenísimas con productos de gran calidad.Los apartamentos son perfectos. Nosotros nos alojamos en Outeiro y nos pareció muy confortable, muy limpio. Se nota que los materiales utilizados en la construcción de esta aldea está hecha con el corazón y el buen gusto. Si podemos volveremos a este lugar tan hermoso. Pendientes quedamos.

<

Isa a 24/08/2016

Es un sitio perfectoooo, nos encanto el entorno, la amabilidad de los propietarios, la comida, la tranquilidad y todo lo que pudimos ver gracias a las recomendaciones de Suso y Mariluz. Son unas personas encantadoras y lo que han hecho el Aldea do Mazo es increíble. Mi enhorabuena y esperamos volver pronto. Muchas gracias por todo.

Eva Maria diaz-Hellin Escribano a 10/08/2016

No pensaba encontra un sitio con tanto encanto y tranquilidad . Duelen los ojos de mirar tanta belleza natural para las personas que venimos de la ciudas . La estancia muy bonita con buena atención y con unos planos de ruta auténticos hechos a mano por jesus y sin pérdidas de los sitios más bonitos para visitar . Si quieres un sitio donde cargar pilas .....no lo dudes Opini�n: .

Jose Moises Bellver a 10/08/2016

Opini�n: Estupendos los 6 dias q hemos pasado los tres ahi mi hija mi mujer y yo ,sitio encantador muy trankilo y reconfortable para cargar biem las pilas.los caseros m luz y suso encamtadores atentos y muy buenas personas ,ahi estabamos como en familia nos ha encantado ,repetiremos seguro ,y el perro tambiem .un saludo .

escrito por Julian y Nieves 24/07/2016.

Estupenda estancia de una semana en familia en compañía de una hija adolescente. El lugar está inmerso en plena naturaleza, con la tranquilidad que buscábamos. Los dueños personas encantadoras, atentas y detallistas. Volveremos en otoño con la caída de las castañas.

escrito por Daniel y Lidia 24/03/2016.

Han sido tres dias de estancia muy agradables el entorno es impresionante por su belleza, y la suerte de tener dos anfitriones como Suso y Mariluz que llevan esta aldea con una delicadeza especial siempre pendientes de todo y con un trato familiar haciendo que te sientas de verdad en \"O Caurel\". Gracias

escrito por Manu, Bea y Raquel 16/12/2015

Nuestra experiencia en Aldea do Mazo ha sido excelente! Nos alojamos 3 noches con nuestra hija de 11 años en el apartamento Eira. Todo fue genial desde el minuto 1, atención de los dueños, comodidad, servicios, situación y acceso a rutas; el entorno es una maravilla, a solo 1 km de Seoane por el sendero de la ruta (circular) do \'Rio Pequeno\', la aldea ofrece la posibilidad de desconectar completamente de la rutina;) en cuanto al restaurante O Mazo, el desayuno excelente y también tuvimos la oportunidad de degustar el riquísimo bacalao que nos cocinó Mari Luz! Felicidades Suso y Mari Luz! Gran trabajo! Recomendamos plenamente vuestra Aldea, volveremos pronto! Manu, Bea y Raquel

escrito por Javier Fernández 30/11/2015

Nos ha encantado este alojamiento de gran calidad en un entorno natural impresionante. Somos una familia de Madrid de cuatro miembros, con dos niños, que nos alojamos en un apartamento, que además de ser precioso y con unas vistas impresionantes al bosque, tenía todas las comodidades necesarias. A Xuso le bastaron unos minutos de conversación para saber qué tipo de excursiones estaban a nuestro alcance como senderistas y qué cosas deberíamos ver antes de irnos del Caurel. Sus recomendaciones convirtieron nuestra estancia en la zona en algo inolvidable. Además no hay que perderse los desayunos todo casero y muy rico. ¡Felicidades por este proyecto! Esperamos volver pronto. Javier Fernández

escrito por 20/09/2015

Somos una pareja con una bebé, de Córdoba. Hemos pasado diez días de agosto inolvidables en Aldea do Mazo. El entorno es una maravilla. Y las casas están muy bien cuidadas tanto en detalles como limpieza y comodidad. Por otro lado el trato de Xuso y Mari Luz ha sido inmejorable. Son atentos, siempre pendientes de que estuviésemos bien. Y amables y cariñosos tanto con nosotros como con nuestra hija Alicia, que se ha vuelto con abuelos gallegos! Volveremos sin duda en cuanto podamos. Han sido unas vacaciones muy especiales, y recomendamos por completo Aldea do Mazo a todos los que quieran conocer la Sierra do Courel.

escrito por Javi 10/06/2015

Un fin de semana de lujo. Estuvimos un grupo de 7 amigos distribuidos en un apartamento de 5 y una habitación para dos. Fuimos con motivo de la carrera de montaña Aldeas de Courel y estuvimos muy a gusto. La aldea es una maravilla por su ubicación y por sus instalaciones. Y que decir de sus propietarios;todo atenciones y predisposición para que todo esté a tu gusto. Atención especial a la cena que nos prepararon a base de bacalao y carne de ternera a la brasa. En definitiva, un verdadero descubrimiento en todos los sentidos. Volveremos seguro

escrito por Carolina Veiga Muñoz 14/05/2015

Dos dias con amigas disfrutando de la naturaleza y del apartamento para cinco.genial un lujo que volveremos a repetir.recomendado sin duda.el apartamento perfecto.

escrito por Jesus Mata Gonzalez 25/08/2014

. Hemos estado poco tiempo, pero muy a gusto,la aldea es preciosa y el entorno impresionante.Los dueños, xuso y Mariluz encantadores, atentos a todo y a que sus huéspedes cumplan sus expectativas.Os doy las gracias por todo y espero que nos volvamos a ver muy pronto....Un saludo

escrito por carlos 11/062014

Fin de semana bucólico, outono do 2014, chovendo, e con intención de seguir chovendo O sio é perfecto para desconectar e sentirse como parte do espazo que te rodea, a miña experiencia a pesares de estar a chover continuamente, e non poder gozar das impresionantes fotografías que tes diante túa, a través das fiestras do apartamento son un balcón o espazo natural que tes diante dos ollos, tes que esperar a que escampe e velas con mais luz, dáste conta que nun sitio tan pequeno tes unha inmensidade de cores perfectos que fan que te sintas en cada momento dunha maneira diferente grazas por manter un espazo perfeto

escrito por Ana y Miguel 03/08/2014

. Hemos pasado 4 noches en la aldea y ha sido fantástico, Xuxo y Mari Luz muy atentos y encantadores, ayudandonos en todo, planificación de rutas, información de sitios, nos han tratado genial, han sido unos días fantásticos y la zona es preciosa, nos ha faltado tiempo para seguir viendo cosas, ya tenemos ganas de volver!!

escrito por Bartolomé a 28/05/2014

.Somos un grupo de amigos que visitamos as instalacións do 23 ao 25 de Maio.O acceso á Aldea está perfecto(cunha pendente do 10%,pero asfaltado).Unha vez chegamos á Aldea, a verdade é que a primeira impresión nada máis ver as instalacións é espectacular,entorno coidado, casa preciosa,vistas impresionantes...Xa no interior das instalacións, decir, que estivemos en Valiña e Souto; en Valiña, a cociña está prefectamente equipada de menaxe, non falta de nada(incluso,microondas); ducha ,salón-comedor,camas agradables e ben decoradas, así como tv, acceso a internet por wi-fi gratuito. Seguindo coas instalacións,decir que o comedor ten unhas vistas impresionantes, piscina climatizada,salón de estar con tv,prensa....e, no exterior, con parrillas,mesas,forno de leña... A comida, totalmente caseira,moi recomendable e prezos asequibles. Logo, está Suso, que nos indicou e aconsellou perfectamente para realizar as rutas máis importantes e asequibles para facer.GRACIAS!. En definitiva, un lugar de encantos, feito con encanto e con persoal..de encanto!...volveremos no outono para disfrutar do colorido, dos aromas, da comida...

escrito por Manuel

Xunto con miña muller e nosa filla pasamos tres dias xeniais nesta aldea rural. Disfrutamos dunhas instalacións fenomenais e dunhas atencións especiais por parte dos responsables, atentos, cercanos, resolutivos; sempre pendentes de calquer detalle. Unha instalación moi acorde coa calidade-prezo. Ademais disfrutamos dun entorno precioso, sendo lugar de paso dunha das rutas circulares de sendeirismo máis bonitas do Courel, \"Ruta do Río Pequeno\". Está a 1 Km a pé de Seoane do Courel por un sendeiro cheo de árbores. Resumindo, un lugar moi recomendable. Manuel (Monforte).

escrito por Adriana Gonzalez Ouro

Somos familia de Madrid y hemos frecuentado muchos establecimientos de turismo rural sobre todo en el norte de España. Aldea do Mazo es sitio distinto,ubicacion unica, distribucion y servicios pensados para el descanso y disfrute de la naturaleza, sus apartamentos muy superiores en comodidad, amplitud y decoracion a la media, su amplia piscina climatizada. Todo muy ordenado y limpio,se aprecia una gestion profesionalizada, trato amable..GRACIAS¡ Suso y Mª Luzel año que viene estaremos de nuevo con vosotros.

escrito por Alejandro del Río García

Hola a todos, Conozco el Caurel desde hace 20 años, y me he alojado en diferentes establecimientos, la relación precio-calidad de Aldea do Mazo es la mejor que he encontrado en la zona. La aldea está en pleno corazón del Caurel, y a 10 minutos andando de Seoane do Caurel que es el pueblo más equipado de la zona. Estuvimos en Mayo 4 días, un grupo de 4 personas y un perro. El sitio es fantástico, la atención es de calidad y amabilidad, los apartamentos son amplios, cómodos y están bien equipados. La piscina es una bendición tras un día de monte. Mención aparte para la perrera, higiénica, tranquila y amplia y que permite tener a nuestra mascota cerca, sin que moleste a nadie y sin que sea molestada. Desde la propia aldea se puede hacer un recorrido de senderismo circular que nos descubre la vida del Caurel. El acceso en coche es muy inclinado y la primera vez que se hace parece complicado. El aparcamiento es amplio y cercano a la aldea. Gracias Suso y Mary Luz, espero que sigáis mucho tiempo dando calidad al turismo rural de la zona.

escrito por Ricardo Rancaño Veiga

Pareceme un lugar maravilloso para coñecer o courel. A aldea está restaurada con moito gusto,e pasar aí unhos dias e maravilloso,o espectáculo de ter na ventá unha impresionante fraga faite sentir noutro mundo. Está situada nunha importante ruta de senderismo \"a do río pequeno\",cerca de unha población importante ,Seoane,e recomendovos que lle preguntedes a Suso e Mª Luz que vos descubrirán algún recuncho inédito. O restaurante ,con unhas vistas espectaculares,podedes disfrutar de unha boa cociña,na que boto de falta algo de variedá da propia terra,como unhos ovos fritidos con chourizo ou xamón.Tamén recoñezo e recomendovos a ensalada aliñada con unha reducción de mel do Courel(inmellorable).

escrito por Yolanda Casillas

Nos hemos alojado en la casa durane el mes de julio desde el día 3 al 10, somos una familia con dos niños de 3 y 6 años. La estancia ha sido estupenda, los apartamentos son preciosos, amplios (bastantes mas grandes de lo habitual) y limpios, con todas las comodidades pero sin perder el toque rural, la localización es ideal en mitad de un valle con un silencio absoluto durante la noche y con espectaculares vistas al monte, la piscina cubierta también muy agradable, las zonas comunes muy cuidadas, amplias alejadas de carreteras. El desayuno merece la pena, abundante y agradable. La zona de couriel para nosotros desconocida hasta ahora, nos ha parecido auténticamente escepcional, con múltiples caminos para recorrer y con un toque de autenticidad muy difícil de encontrar en estos tiempos. En general, considero que el alojamiento es muy recomendable con excelente relación calidad-precio. También muy de agradecer los cuidados de sus propietarios Xuxo y Ma Luz, atentos para hacernos disfrutar mas del viaje con sus consejos y opiniones. Casi seguro volveremos en otoño para asar castañas.

escrito por Javier

Los últimos paraísos No soy muy dado a proclamar este tipo de descubrimientos. Más que nada porque los últimos paraisos perdidos dejan de serlo cuando la gente termina por invadirlos. Pero aquí hará una excepción porque no parece que a corto plazo parece que vaya a suceder en la Sierra del Caurel: está aún lo suficientemente virgen como para temer lo inevitable a corto plazo. La Aldea es el fruto de una visión muy afortunada de sus propietarios, una aldea de producción pre-industrial que terminó por abandonarse hace muchos años, donde había un mazo, quizá ferrería (no lo sé), una fabriquina de luz, dos hornos (que todavía se conservan), y otras construcciones de cuyos restos, Suso y Mª Luz, sus propietarios, sacaron su proyecto rehabilitando las antiguas construcciones y reconvirtióndolas en acogedores apartamentos. Un verdadero sueño, un festival de diseño tradicional, de respeto por la configuración original de la aldea. Nos encantó fundamentalmente por la originalidad en las soluciones adoptadas para hacerlos confortables sobre las actuales necesidades sin renunciar al sabor de otros tiempos. Las instalaciones, incluídas las comunes, desbordan las necesidades de los más exigentes. La calidad de la atención traspasa lo puramente profesional para convertirse en una relación en la que te sientes un invitado especial, tal es la hopitalidad de los propietarios, siempre pendientes de cada detalle y de que estás bien, sin invadir tu tiempo más allí de lo que tu estás dispuesto a compartir. El acceso es perfectamente viable con cualquier coche. Nos habíamos preocupado con alguna opinión que leemos y era comentario común y generalizado entre los "vecinos" que no era nada especial ni dificultoso. En el momento de pagar, se equivocaron en la cuenta. Nos dimos cuenta en casa: más de 50€ que no querían que les reintegráramos de ninguna forma, aunque finalmente lo hicimos. Era lo pactado y aceptado. Una semana para repetir. Y lo haremos, seguro.